ARTE EN TIEMPOS DE COVID 19

Actualidad, opinión

Dr. Diego Barovero. Impulso Agrupación de Gente de Arte y Letras

“Pandemias, epidemias, pestes y otras yerbas asolaron a la humanidad a través de la historia. Duros y difíciles tiempos debieron vivirse, con altísimos costos en pérdidas de vidas humanas y mutaciones civilizatorias que trajeron cambios profundos en las sociedades, por lo general, para mejor. ¿Aprenderá el hombre (varón y mujer) de los ejemplos de la historia en contextos gravísimos como el que vivimos? ¿Comprenderá finalmente lo valioso de la vida, el afecto, la fraternidad y la solidaridad entendidas como empatía con el prójimo? Se trata de cuidarnos y en ese cuidarnos, cuidar del otro.

La experiencia del encierro, del aislamiento social , a veces voluntario, otras obligatorio dependiendo del criterio aplicado por las autoridades sanitarias de los distintos Estados, es ciertamente conmovedora y suele arrojar paradojas.
Alguien escribió por allí “ha muerto la prisa, renació el tiempo”.
Tenemos tiempo – dentro de la lógica finitud de la existencia humana- para cosas que antes no hacíamos o postergábamos, o decíamos que íbamos a hacer. Pero con tantas ocupaciones, tantas preocupaciones y la falta de tiempo, dejábamos en un desván de nuestro cerebro o en un cajón completo de reproches por no haber hecho lo que anunciamos.
Descubrimos ese tiempo adicional del que disponemos por las circunstancias antes mencionadas, nos han mandado a casa. Y en casa, dentro de ese mundo que es el hogar donde otras ocupaciones y preocupaciones nos aflijen, nos conminan, nos impelen existen resquicios en los que el ocio nos aborda subrepticiamente; un ocio al que habíamos renunciado.” ¿Que estás haciendo ?” Nos han y nos hemos preguntado miles de veces. “Nada”, ha sido comúnmente la primera respuesta que nos vino a la mente. Algunas veces seguidas de otra palabra: “Pensando”. ¿Es que “pensar” significa no estar haciendo nada ?

De ese ejercicio, de esa acción producto de tener tiempo y ocuparlo ociosamente en pensar, reflexionar, filosofar surgen ideas y proyectos que muchas veces no terminan de ver la luz. De tener estado público, aunque sea en la intimidad de nuestro espacio.
La cuarentena nos ha mandado a pensar o a soñar sobre lo que nos gusta, nos da placer, o deseamos hacer. Y surgen inquietudes, pulsiones, o solamente la necesidad de emprenderla con la hoja en blanco con la pc o la máquina de escribir para quienes tienen una consigo, o tomar unos lápices o unos pinceles y llenarla de colores, de dibujos, de trazos.
O con una lapicera trazar un pentagrama y garrapatear en él unas notas que alguna vez sonarán en un instrumento.
Muchos artistas comúnmente, sin demasiada propaganda, transcurren sus días “encerrados” en sus talleres, estudios, etc. “ocupados” en sus creaciones sin necesidad de que se les imponga una cuarentena.
El tiempo de hacer poesía,cuento, pintura o música ha llegado, y no hubo que robárselo a otras ocupaciones o pedir permiso.

Así como luego de la llamada “peste negra “ que asoló a Europa en plena Edad Media y luego vino el “Renacimiento” en que se revalorizó el hombre y sus creaciones, estoy convencido que mientras esperamos a los científicos que trabajan a destajo para lograr la vacuna contra este COVID 19, la capacidad creativa de la humanidad está creciendo exponencialmente y habrá que esperar a que cuando se abran puertas y ventanas, se levanten las cortinas metálicas y se salga a la calle otra vez, pero distintos y distintas nos sorprenderemos ante las maravillosas creaciones humanas que enriquecerán nuestra cultura y nuestras artes y habremos aprendido otra lección en el incesante devenir de la historia del hombre en la Tierra.”

 


Patrizia Gallo. Gestora de artistas.

“Arte y Encierro. Para la mayoría de nosotros, ésta es la primera vez que tenemos que enfrentarnos a un arresto domiciliario, contra nuestra voluntad, a diferencia de nuestros abuelos, que posiblemente ya vivieron algo similar, y ahora lo comprenden y procesan mejor.
El artista por si mismo es libre, tiene todas las libertades que se puedan conocer, y hace uso de ellos cada vez que llega su inspiración, cuando llegan las musas.
En situación de encierro, cuando hay limitaciones nuevas, encuentra muy difícil hallar inspiración, porque cuando hay condiciones especiales, el artista demora mucho tiempo en poder adaptarse. La buena noticia es que lo logra, y cuando logra vencer estos obstáculos, suele tener un renacimiento creativo enorme y prolífero. El único detalle es que nunca sabemos cuándo ocurrirá ésto.
La situación actual de los artistas es muy dura, porque solemos vivir del arte, es decir, de la venta de nuestro trabajo, y en algunos casos, también, de la docencia que ejercemos en este campo. Pero en realidad no hay mucha diferencia con otras profesiones, que están sufriendo lo mismo o más, desde el punto de vista económico.
Esta pandemia terminará, tarde o temprano, y veremos un mundo nuevo. El comportamiento de la gente cambiará, sin duda, y tenemos mucha esperanza de que, ciertas cosas que antes no se apreciaban y a las que no se les daba su justo lugar, ahora pasarán a ser prioritarias, o al menos, reconocidas. Este es el caso del arte, que para muchos de nosotros es pilar de nuestra vida. Incluso actualmente, después de tanto tele-trabajo y enseñanza escolar y universitaria virtual, la gente está necesitando conectarse con el arte para terminar su día con algo de relajación, inspiración y respiro. Ya nos están buscando para meternos en sus hogares, porque su espíritu se los pide, y aunque sea de manera virtual, nosotros los artistas tenemos mucho que dar, mucho que aportar y compartir, para hacer, en definitiva, la vida más fácil y llevadera. Tener esperanza, ánimo, paciencia, perseverancia y disciplina se torna obligatorio entonces, ni más ni menos que lo que necesitamos siempre, en cualquier circunstancia. Los invito a consumir arte, siempre, siempre, siempre.”

 

José Antonio Castro Núñez. Artista y bateriologo.

El artista mexicano además es Químico Bacteriologo y Parasitologo. Ex Jefe de laboratorio en el IMSS

“ La inspiración llega a mi vida al encontrar el equilibrio perfecto con el universo, plasmando con mis manos líneas que dan formas mediante el color, al incidir la luz de un nuevo amanecer, despertando en el espectador las más profundas sensaciones y expresiones del alma”

“Con la presencia de un nuevo virus en nuestro planeta en el 2019, como es el Coronavirus SARS cov 2, que ha ocasionado la pandemia del COVID-19 y al enfrentarme a esta gran amenaza, cómo artista plástico he sabido aprovechar la oportunidad de estar pintando en casa durante la cuarentena evitando así la propagación del virus y el colapso del sistema de salud. He Identificado mis debilidades para convertirlas en fortalezas y he desarrollado un sentido de la vida más humano, ante la fragilidad y lo efímero que es la vida, reafirmando así mi compromiso social y de respeto a nuestro entorno, primero salvaguardando la integridad del ser humano y dando el valor a las demás especies que integran el planeta, porque todos debemos contribuir a mantener un equilibrio perfecto para no dañar al universo vivo, que es nuestra gran casa.”

 

Lic. Daniela Zattara. Curadora.

“Esta crisis impactará las formas de crear y disfrutar del arte”
“Una importante reflexión debe surgir en medio de esta pandemia, que sin duda alguna impacta el mundo de las artes”, aseguró la curadora Daniela Zattara, quien analiza los cambios que están por venir y a los cuales artistas, galeristas y público, deberán de adaptarse.

“Por un lado la reflexión en cuanto a las personas, en el propio mundo del arte se va a generar todo un cambio. Hay todo un pensamiento en función de lo que nos está pasando y cómo un pequeño virus puede modificar las condiciones de vida y las acciones de las personas, una cuestión a la que no estamos acostumbrados y que creíamos era de siglos pasados, por lo cual esto ya va a modificar el comportamiento y el funcionamiento tanto del comercio del arte como los museos, e incluso las creaciones contemporáneas de los artistas”, señaló Zattara. Esta importante curadora reveló que la incertidumbre domina la escena, pues obviamente nadie sabe a ciencia cierta que va a pasar o cuánto durará. “No sabemos cuanta recesión económica podremos experimentar y cuánto tiempo tomará recuperarnos, sea en argentina o a nivel mundial”.

Afirma que lo que ocurre en el escenario mundial tiene mucha tela para cortar, siendo ya un tema de debate en diversos escenarios: “Por un lado podemos dividir el tema: cómo va a afectar a los museos, la mayoría de los museos no son públicos, son privados con lo cual ya han despedido a personal y seguirán haciéndolo, el tema de las obras de arte y el tema de la cuestión climática interna, por lo que hay que prever la conservación de las obras que pasan a tener otro sistema de frio-calor porque la gente que visita los museos forma parte de un microambiente en torno a los museos, queramos o no se registrará algún mínimo daño en obras y esto va a implicar un gasto difícil de solventar”. Por otro lado, Zattara enfatizó que se vienen grandes cambios en el comercio del arte en galerías, museos y casas de arte de los distintos países, “lo que si es cierto es que pueden abrirse distintas vías que ya estaban abiertas como las digitales, las cuales podrían llegar a funcionar de manera más dinámica, tal vez con menos prurito de parte de los compradores que no tenían tan asimilado el tema tecnológico, el comercio del arte se va a tener que adaptar”.

Por otra parte, respecto al mundo de los artistas y su fuente de inspiración, Zattara manifestó que definitivamente las creaciones contemporáneas serán distintas: “En función de cómo la naturaleza sale al mundo en función de la despoblación humana por el encierro de las personas en las distintas ciudades, la no polución, el bajo nivel de contaminación que las industrias dejan en los ríos, aunque solo se ve el microambiente en el que se vive, nos enteramos a través de las noticias de los cambios. Este cambio va a motivar un trabajo interno en las personas, especialmente en los artistas que son personas más sensibles, todo esto los está afectando y no negativamente pues va a hacer que haya un cambio, creo que el tema de lo que se verá tendrá que ver mucho con esto y les va a dar para imaginar mundos posibles, unos positivos y otro más negativos, es parte de la perspectiva que recojo de las distintas charlas con artistas”.

Gustavo López. Coleccionista.

“Esta pandemía cambia los conceptos del mundo, de la sociedad y también del arte, no va se lo mismo, especialmente porque los museos y las galerías reúnen mucha gente.
Este es un momento donde todos los que gestionan arte se está poniendo al día con la tecnología, la cual va a pasar a tener un papel fundamental para mostrar el arte mediante exposiciones virtuales.”
Afirma que “El mercado de arte en Argentina ha tenido un desplome impresionante, también en el mundo. Las galerías de arte y casas de subasta, seguramente se van a reducir, lamentablemente se van a perder muchos puestos de trabajo el se va a ver seriamente perjudicado; de hecho hay subastas on-line que no están teniendo los resultados que esperaban, no solo porque la escasa circulación de dinero, sino porque el comprador no esta acostumbrado a este sistema, le gusta estar presente en la sala, ver la obra, ver quien puja.”

“Los valores de las obras van a tender a la baja, los artistas argentinos contemporáneos han tenido una reducción significativa en el valor de sus obras por la falta de demanda- Los artistas y galeristas van a tener que convivir de determinada manera que le convenga a ambas partes, creo que va ser un desafío importante”

Por otra parte, respecto al mundo de los artistas “Creo que va a generar nuevas expresiones que tienen que ver con un nuevo orden tanto en lo económico, lo político y en lo social, que seguramente tendrá una gran incidencia en lo cultural.

Gustavo López manifestó “En definitiva, cambian las formas de disfrutar del arte, la comercialización, se van a tener que recomponer las formas de mirar arte, evitando las aglomeración personas en un espacio, como son los museos. Esta pandemia nos deja una enseñanza de como se debe gestionar para adelante el mundo del arte, donde la tecnología va a jugar un papel fudamental”

 


Arqta. Andrea Maturo. Gestora Cultural

Arqta. Andrea Maturo. Gestora Cultural.

“Mi visión en esta etapa es pensar que toda crisis sirve para dar un paso adelante. Si bien todos los valores de los bienes se ven afectados por un futuro incierto, de aquí vamos a salir con más aprendizaje. El mercado cambió y va hacia situaciones desconocidas, a la vuelta nos encontraremos con una nueva realidad.

Estaremos en presencia de empezar “barajar y dar de nuevo”. Los valores del arte como de bienes raíces sufrirán el golpe mundial. Hoy nos tocó a todos. Tendremos que enfatizar nuestro trabajo y el esfuerzo para encontrar los nuevos canales que nos acerquen a concebir nuestros logros. Tendremos nuevas formas de establecer la relación con el mercado de trabajo.Es el momento de crear y fortalecer los vínculos que nos conducirán a un trabajo más exigente, globalizado y cada vez más serio y profesional.”

Ahí estaremos para apoyar el desarrollo, crecimiento y progreso de cada uno de los artistas plásticos que día a día nos eligen.